Lo Último

Translate

Blog de actualidad , cultura y arte en Venezuela y el Mundo , editado en Caracas , Venezuela.
Editor: Eugenio Arroyo Arias

Email :
morphinemeister@gmail.com
https://www.talenthouse.com/morphinemeister



15.5.08

El arte de morir


Marcelo Crescenti
Frankfurt, BBC Mundo

21/04/2008


El artista alemán Gregor Schneider anda en busca de un enfermo desahuciado que esté dispuesto a morir como parte de una exposición artística.

Según Schneider, el paciente pasaría sus últimas horas de vida en una galería antes de exhalar su último aliento frente al público.

De acuerdo con el artista, todo el proceso sería preparado con el consentimiento del paciente y de sus familiares, que incluso podrían determinar la manera de presentar al enfermo en la instalación.

Schneider argumenta que convertir la muerte en algo público puede servir para
disminuir el miedo de las personas al momento de fallecer.

También afirma que la instalación presentaría la muerte de una manera respetuosa y humana, con un mínimo de privacidad en el que el doliente estaría en un ambiente cerrado y con acceso controlado.

"Esta idea me persigue desde hace más de diez años", dijo el artista en una entrevista al periódico alemán Die Welt.

"Desafortunadamente, la muerte -y el camino hacia ella- se trata de sufrimiento. Lidiar con la muerte -como yo planeo hacerlo- podría quitarnos el dolor de morir", dijo Schneider.

Polémica
La radical idea del artista generó polémica en Alemania. Según él, ha recibido amenazas de muerte después de hacer público su proyecto.

Políticos, tanto de la izquierda como de la derecha, criticaron el concepto diciendo que se trata de un "abuso de la libertad artística".

La diputada del Partido Verde del estado de Renania del Norte-Westfalia, localidad donde Schneider quiere exponer su obra, dice que no puede imaginar que las personas quieran ver a un moribundo "como se ve a los animales en un zoológico".

De conseguir realizar la instalación, no sería la primera vez que Schneider utilice a la muerte como tema central de su obra.

Uno de sus trabajos más reconocidos fue "Hannelore Reuen", una escultura de una muerta. También escenificó su propia muerte y ha producido otras esculturas relacionadas con el tema.

En 2001 ganó el León de Oro para escultura en la Bienal de Venecia por su obra "Dead House ur", un laberinto de habitaciones, pasajes secretos y corredores sin salida basado en la casa donde pasó su niñez y que constantemente construye, desmantela y vuelve a armar.

El año pasado levantó una enorme estructura de metal en la afamada playa australiana Bondi Beach, en la que se invitaba a los bañistas a segregarse a sí mismos en celdas metálicas de cuatro metros de diámetro.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

EFE

BERLÍN.- El artista alemán Gregor Schneider quiere mostrar al mundo "la belleza de la muerte", a través de cadáveres recientes y con la ayuda de enfermos que agonizan.

Tras ganarse la fama de ser "el artista mas lúgubre" en la Bienal de Venecia, donde fue premiado con el León de Oro en 2001, Schneider busca ahora un museo que acepte llevar a la práctica su particular idea artística, algo complicado, dicho por él mismo.

Según declara, "la idea de mostrar la belleza de la muerte" le persigue desde 1996.

"La realidad de la agonía en las clínicas, las salas de cuidados intensivos y los quirófanos alemanes es terrible. Este es el escándalo. La muerte y el camino hacia ella es hoy un sufrimiento. El enfrentamiento con la muerte, como yo lo proyecto, puede quitarnos el miedo a la muerte", afirma el excéntrico artista.

A su juicio, "un artista puede construir lugares humanos para la muerte, donde la gente pueda morir tranquilamente", ya que "el espacio aporta la dignidad y la protección".

Si pudiese elegir el lugar para su propuesta artística, se decidiría por una sala clara del Museum Haus Lange de Krefeld, al oeste de Alemania, espacio que ya ha reproducido en su estudio de Mönchengladbach y que estaría listo para su transposición.

Arte a partir de la agonía de un paciente

El enfermo agonizante será además quien tome las decisiones a la hora de llevar el proyecto a la práctica, en el que será "el centro de atención. Todo se hará de acuerdo con sus familiares. Se trataría de crear una atmósfera privada con un orden de visitas" para los amantes del arte, explica Schneider.

Igualmente, revela que ya tiene localizada a una persona que desea morir en público, un coleccionista de arte, cuyo nombre no facilita pero con el que "me imagino que voy a poder trabajar".

La idea choca, sin embargo, con las autoridades alemanas y con las ONGs que trabajan con enfermos desahuciados y terminales.

Gregor Schneider está considerado como el más provocador de los artistas alemanes contemporáneos, que ya causó revuelo el pasado año en Hamburgo, donde instaló ante el Pabellón de Arte local un cubo que recordaba a la Kaaba, la piedra sagrada negra de la Meca. El cubo negro, de 14 metros de alto y 13 metros de largo y ancho, dio pie a un fuerte debate político, y su instalación había sido rechazada anteriormente por Venecia y Berlín, ciudades que lo consideraban demasiado provocador políticamente.


http://www.gregorschneider.de/





No hay comentarios.:

Archivo del Blog

Sígueme por Email